‘Gambito de dama’ es una de las mejores series de los últimos años. La miniserie de televisión dirigida por Scott Frank aterrizó en Netflix en octubre de 2020 y rápidamente se convirtió en todo un éxito de crítica y audiencia. La ficción de corto recorrido acumuló grandes cifras de audiencia, siendo vista por 62 millones de hogares en sus primeros 28 días, según informó la plataforma de streaming. Además, también recibió grandes elogios de la crítica a lo largo de la temporada de premios 2020/2021. Consiguió 11 premios en la 73ª edición de los Emmys, incluido el de mejor miniserie, y se llevó dos Globos de Oro a mejor miniserie y mejor actriz.

Basada en la novela homónima escrita por Walter Tevis, ‘Gambito de dama’ está ambientada en los años de la Guerra Fría y cuenta la historia de Beth Harmon (Anya Taylor-Joy), una joven huérfana con un talento extraordinario para el ajedrez. William Shaibel, el conserje del orfanato, enseña a Beth a jugar al ajedrez en el sótano. Rápidamente aprende el juego y demuestra ser un prodigio del ajedrez, jugando competitivamente y arrasando en un mundo masculino y elitista. Los creadores de la ministerie, el productor Allan Scott y el guionista y director Scott Frank, contaron con Garry Kasparov, uno de los mejores ajedrecistas de la historia, y Bruce Pandolfini, célebre entrenador de ajedrez, como consultores de producción para garantizar que el mundo del ajedrez se retratara con precisión.

Similitudes entre el ajedrez y el poker

La miniserie no solo ha despertado el interés por el ajedrez, disparando la venta de tableros y la cantidad de partidas online en todo el mundo, sino que también ha tenido una buena acogida entre los jugadores de ajedrez expertos. Jennifer Shahade, dos veces campeona de ajedrez femenino de Estados Unidos y jugadora profesional de poker, ha sido una de las principales voces autorizadas que ha mostrado su satisfacción por la representación del ajedrez en ‘Gambito de Dama’. Además, la estadounidense señaló en una entrevista para PocketFives que la ficción “muestra las similitudes entre el poker y el ajedrez”, ya que se centra en la emocionalidad y la intensidad del esfuerzo intelectual, algo que comparten ambas disciplinas. De hecho, muchos jugadores han alternado ajedrez y poker a lo largo de sus carreras, como es el caso de Magnus Carlsen, Alexander Grischuk o Jeff Sarwer, por nombrar solo algunos.

Más allá de la emoción y la intensidad de la lucha intelectual, el ajedrez y el poker (que es reconocido como deporte mental por la Asociación Internacional de Deportes Mentales) comparten muchas similitudes. Shahade considera que el enfoque del juego, para mejorar, es muy similar. La jugadora estadounidense señala que no importa la cantidad de tiempo que se dedique al poker o al ajedrez, ya que hay una estrategia diferente para mejorar, y es similar en ambas disciplinas. También son similares porque son uno de los pocos juegos que requieren habilidad por encima de la suerte, además de habilidades como la disciplina, el pensamiento lógico y la mente analítica. Ambas disciplinas también comparten los desafíos de ser industrias dominadas por hombres.

Shahade cree que el ajedrez, al igual que el poker, está viviendo un nuevo boom en los últimos años. La representación del ajedrez y el poker en películas y series de televisión, con especial mención a la miniserie de Netflix, así como su adaptación a plataformas de streaming como Twitch, ha disparado el interés por ambas disciplinas. Cada vez más mujeres se sienten alentadas a participar en ambos juegos mentales, especialmente gracias a mensajes como el que transmite ‘Gambito de dama’, que presenta a una mujer brillante e imparable en un mundo dominado por hombres. Una historia que ha inspirado a una generación de mujeres y jóvenes, que están dispuestas a reinar tanto en el ajedrez como en el poker.

Las mujeres en el poker online

Desde la perspectiva de Shahade, una gran parte del sexismo en el poker proviene del hecho de que el juego de cartas se juega a menudo en los casinos. El hecho de que las mujeres tengan que ir a un casino para jugar al poker crea una dinámica que puede ser incómoda para ellas. De hecho, el 45% de las mujeres afirman que se han sentido intimidadas por un hombre en la mesa de poker (comportamientos intimidatorios, agresiones verbales y conducta ruidosa) y un 52% encuentran los casinos intimidatorios para ellas, según una encuesta realizada por 888Poker en Reino Unido. No cabe duda de que este tipo de comportamientos siguen penalizando el acceso de las mujeres al poker, al menos a la modalidad presencial.

Una de las cosas más interesantes del poker, al igual que el ajedrez, es que es un juego disponible para todos. Independientemente de la edad (toda persona mayor de 18 años), el sexo o la nacionalidad, cualquier persona puede aprender a jugar al poker con dinero real y disfrutar de este juego mental desde la comodidad del hogar. El poker online se ha convertido en un entorno seguro y protegido para las mujeres interesadas en el juego de cartas. A diferencia de la modalidad en vivo, las salas de poker online ofrecen a las mujeres la posibilidad de ocultar su identidad detrás de un alias, por lo que el resto de jugadores en la mesa no sabrán su género si prefieren mantenerlo oculto. Esto hace que puedan jugar sin sentirse cohibidas.

Aunque la proporción sigue estando a favor de los jugadores masculinos, la situación del poker online es mucho mejor que en la modalidad en vivo. Cada vez más mujeres han mostrado interés por el poker online en los últimos años. Una de las principales razones por las que las mujeres tienden a jugar al poker online es el hecho de que pueden aprender el juego sin sentirse intimidadas. Incluso si tardan más tiempo en comprender las reglas del juego de cartas, no tendrán que preocuparse por las situaciones incómodas tan habituales cuando juegan en vivo. Por desgracia, todavía queda un largo camino por recorrer y muchos obstáculos que superar, pero las mujeres tienen cada vez más presencia en el poker online y en el ajedrez.

¡Envío GRATIS!

Para pedidos superiores a 100€

WhatsApp chat