Puedes obtener una ventaja material habiendo lanzado un buen ataque, o por haber usado una táctica inteligente, o por haber presionado metódicamente al oponente. Puede tratarse de un peón, de una diferencia de calidad o de una pieza. Si tienes una ventaja material, no importa cuánta sea, debes cambiar al menos un poco tus planes para la posición, para que se corresponda con la nueva diferencia entre tu oponente y tú. Si no cambias la forma de pensar cuando obtienes una ventaja material, podrás encontrarte en situaciones difíciles que se podrían haber evitado.

Una de las cosas más importantes que debes comprender cuando tienes una ventaja material es que cualquiera sea el plan que prepares, debe incluir este material adicional. Digamos que tienes una ventaja de calidad (tú tienes una torre y tu oponente tiene un caballo o un alfil). ¿Cómo podría influir en el plan para la posición?

Es que la ventaja material sólo es tan buena como la forma en la que la aprovechas. Si tienes una ventaja de calidad pero la posición está completamente cerrada, tu ventaja no te será tan útil porque las torres no sirven de mucho en posiciones cerradas. Si tienes una ventaja de calidad deberás trabajar duro para abrir columnas para tus torres y liberar la posición. De esa manera tu material adicional será útil y podrás jugar bien con ello.

Aprendí mucho sobre cómo jugar con ventaja material mirando el DVD «Batallando con el Benko: la variante Fianchetto» con el GM Damian Lemos y te lo recomiendo si quieres aprender más sobre el tema.

Jugar con ventaja material 1Miremos un ejemplo. La posición de la derecha pertenece a la partida Kramer – Thomas (1949).

Las Blancas tienen una ventaja de calidad (torre vs. alfil), pero la posición está bastante cerrada y sus torres no tienen muchas columnas abiertas para usar. Así que las Blancas necesitan encontrar una forma de reparar este problema. ¿Cómo pueden hacerlo?

¡Intercambiando peones y abriendo columnas! Necesitan avanzar el peón b hasta la casilla b5, cambiarlo por el peón c6, y abrir las columnas b y c para que sus torres puedan invadir más fácilmente la posición de las Negras. Las Blancas siguen este plan básico muy efectivamente y muestran cómo se debe jugar con ventaja material:

1. Dc3 Protegiendo la casilla b4 para poder llevar su peón b hasta allí. 1…Ad7

2.b4 a6 Intentando demorar el intento de las Blancas de avanzar el peón hasta b5.

3.Dd4 Centralizando la dama. 3…h6

4.Tfd1 Amenazando con 5. Dxe4 debido a la clavada sobre el peón d. 4…De7

5.a4 Ayudando al avance del peón b5. 5…Rh7

6.b5! axb5 7.axb5 Ra8 8.bxc6 Bxc6 9.Ra1 Ahora las Blancas pueden usar con sus torres las columnas abiertas a y c y las columnas semiabiertas b y d. Compara esta posición con la original en la que las torres no tenían mucho alcance, y verás una diferencia drástica.

Así que cuando tengas una ventaja material, ya sea de calidad, de un peón, de una pieza o más, asegúrate siempre de que tu plan para la posición incluya el material que tengas de más. Es un material al que tu oponente no tiene acceso. ¡Utilízalo con sensatez! En la próxima parte de esta serie de artículos hablaremos más sobre este tema.

MIRA ESTOS VIDEOS PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA VENTAJA MATERIAL:
«La guía del ajedrez táctico» – GM Damian Lemos
«Batallando con el Benko: la variante Fianchetto» – GM Damian Lemos